Envíos gratuitos a muchas ciudades de España
Envíos gratuitos a muchas ciudades de España
Carrello 0

¿Estás pensando en conseguir una mascota para tu hijos? Sigue estos consejos

 

Si tienes hijos y te encuentras en la búsqueda de una mascota para ti y tu familia, son varios los factores a tener en cuenta a la hora de elegir.

Te traemos algunos consejos útiles que ofrece la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés):

Antes de escoger una mascota, ten en cuenta el nivel del desarrollo de tu hijo/a.

Es buena idea esperar a que el niño/a sea lo suficientemente maduro/a como para encargarse del animal y cuidarlo: la edad óptima es partir de los 6 años de edad. A los niños más pequeños les cuesta distinguir a un animal de un juguete, por lo que es posible que, sin querer, provoquen una mordedura por molestar o tratar mal al animal.

 Si tu hijo está listo, desde el punto de vista del desarrollo, antes que nada hablen sobre las necesidades del animal y todo lo que implica cuidar a la mascota. Puedes buscar algunos libros sobre cuidado de mascotas, que ayuden a que tu hijo entienda la responsabilidad. También puedes visitar a un amigo o a un familiar que tenga una mascota y dejar que vea por sí mismo, lo que implica cuidar a una mascota.

 

Algunas mascotas tienen buen carácter y son más adecuadas para estar con niños.

Los perros tales como los labradores, los golden retriever  (perdiguero dorado) y los beagle (sabueso) tienden a ser cariñosos con los niños. Otras razas, como los bóxer, los pastores alemanes, los pitbull y los doberman pinscher, al igual que los caniches franceses, pueden ser más impredecibles. Al elegir una mascota, ten en cuenta las características del animal.

 

Cuidado con las alergias

La caspa (células cutáneas muertas, pelos y plumas) de algunos animales pueden provocarles síntomas alérgicos a determinados niños. Si tu hijo tiene alergias (eccema, rinitis alérgica, asma) o si en tu familia hay muchos antecedentes de trastornos alérgicos, tal vez no sea buena idea llevar una mascota a casa. Asesórate con el pediatra o con un veterinario local.

 

¿Y en el caso de enfermedades?

Casi todo tipo de mascotas son una fuente potencial de enfermedades que pueden infectar a tu hijo. Por ejemplo, todos los reptiles pueden ser portadores y transmisores de la bacteria salmonella, que causa una diarrea grave. No obstante, siempre que tu hijo aplique prácticas de higiene razonables, en especial lavándose las manos después de jugar con una mascota y antes de comer, estará seguro. Es clave que le enseñes esto desde el primer momento

 

Ser consciente del tiempo que tiene su familia para cuidar de una mascota.

Algunas mascotas, como los perros o los gatos, requieren atención todos los días. Hay que alimentarlos, cepillarlos, limpiar después que hacen sus necesidades y sacarlos a hacer ejercicio. Otras mascotas como los peces, las tortugas, las aves, los cobayos y los hámsteres exigen una mínima atención, y podrían ser una buena opción para un niño más pequeño que deba aprender lo que significa tener una mascota o para una familia con menos tiempo para dedicarle. A un pez como la carpa dorada solo hay que alimentarlo cada dos o tres días y cambiarle el agua de vez en cuando. A un perro no se le puede descuidar ni siquiera un día.

 

¿Es mejor empezar con una mascota joven o una mayor?

Busca, ante todo, una mascota con buen carácter. Por lo general, un animal mayor es una buena opción para un niño, porque los cachorros o los gatitos podrían morder solo por juguetear. Sin embargo, es preferible evitar las mascotas mayores que se hayan criado en un hogar sin niños. 

Asegúrate de comprar perros en criaderos y refugios con buena reputación. De lo contrario, corre más riesgo de comprar un animal enfermo y poner en peligro tanto a su hijo como a usted mismo.

 

Fuente: healthychildren.org



Articolo più vecchio Articolo più recente